martes, 6 de diciembre de 2022

A VECES ES BUENO LLORAR

 

Desahógate.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria

A VECES ES BUENO LLORAR 

JUAN 11:35 “Jesús lloró” 

Muchas personas que se encuentran en un estado depresivo han llegado a ese punto porque, de alguna manera, se las arreglaron para mantener su tristeza en secreto. Poco a poco fueron “embotellando” dentro de éllas el dolor y la aflicción por la que han estado pasando prefiriendo sufrirla solas.

La aflicción presenta un dilema para muchos creyentes. Cuando sentimos el profundo dolor de alguna pérdida, o de una crisis que estamos atravesando, a menudo lo ocultamos, creyendo que debemos estar gozosos externamente independientemente de lo que haya sucedido. Pero no debemos actuar así.

Cuando Pablo escribió a los filipenses exhortándolos a “regocijarse siempre” (Filipenses 4:4), se encontraba preso y a la espera de una muerte casi segura. El pensar que pronto estaría con su SEÑOR era para él motivo de gozo, aunque en aquel momento estuviese pasando por muchos sufrimientos. Por éso, en su carta, animó a los filipenses a que se regocijaran pensando en la vida venidera.

Para los cristianos debe ser motivo de gozo saber que los sufrimientos de esta vida son transitorios y que nos espera toda una eternidad en la que disfrutaremos de la paz y el gozo de DIOS, pero ésto no quiere decir que mientras llega ese momento no vamos a sufrir y a llorar en ocasiones. El mismo Pablo escribe en Romanos 8:18: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.”

Llorar puede ser beneficioso en ocasiones. El llanto permite el desahogo de sentimientos que, de acumularse, pueden llegar a afectarnos profundamente. Claro que no debemos dejarnos controlar por el llanto y la tristeza, sino estar conscientes de que aunque es algo natural en esta vida, tenemos un PADRE Amoroso en el cual podemos apoyarnos y del cual vamos a obtener siempre el oportuno socorro, y la solución de aquello que nos hace sufrir. En medio de su sufrimiento, David escribió el Salmo 6 en el que derrama su dolor, pero al mismo tiempo declara la razón de su esperanza y el fin de sus aflicciones.

No temas llorar si estás pasando por momentos de aflicción; no hay nada de malo en éso. Pero no olvides que el SEÑOR está muy atento a tus problemas y que anhela abrazarte y llorar junto contigo, consolarte y asegurarte que nada ni nadie podrá evitar que disfrutes de la victoria que ÉL obtuvo para tí en el Calvario.

OREMOS: Gracias, mi PADRE Amado, por la seguridad que Tu Palabra me hace sentir de que en medio de mi aflicción se mueve Tu SANTO ESPÍRITU para consolarme y fortalecerme, y llenar de gozo mi corazón. Te alabo y te exalto. En el nombre de JESÚS oramos, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/

 

 


lunes, 5 de diciembre de 2022

LÍBRAME DE LA IRA

 

Venganza refrenada… victoria conquistada.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria

LÍBRAME DE LA IRA 

SALMO 37:8-11

8 Refrena tu enojo, abandona la ira; no te irrites, pues esto conduce al mal.

9 Porque los impíos serán exterminados, pero los que esperan en el Señor heredarán la tierra.

10 Dentro de poco los malvados dejarán de existir; por más que los busques, no los encontrarás.

11 Pero los desposeídos heredarán la tierra y disfrutarán de gran bienestar. 

Tengo un amigo cuyas tarjetas de anotaciones tienen impreso un cuadro de EL PENSADOR, la famosa escultura de Rodín, que muestra a un hombre reflexionando profundamente. Debajo de la foto, aparece esta inscripción: «La vida no es justa».

En verdad, no lo es, y cualquier teoría que insista con que esta vida es justa demuestra ser ilusoria y engañosa.

No obstante, a pesar de las abrumadoras injusticias de la vida, David, en el Salmo 37, ora para no vengarse y, en su lugar, descansar en el SEÑOR y esperar con paciencia hasta que ÉL traiga justicia a esta tierra en el momento oportuno. "Porque los impíos serán exterminados, pero los que esperan en el Señor heredarán la tierra" (v.9).

La ira destruye, ciega, nos lleva a obrar sin pensar. Además de herir física y emocionalmente a nuestro prójimo, desencadena consecuencias impredecibles. La ira no agrada a DIOS y no está bien que tome fuerza en nosotros. Es cierto que las emociones descontroladas quieren gobernarnos. Y producto de permitir que nos rijan, cometemos locuras. Por esa razón es necesario que CRISTO tome todo el control de nuestro ser y nos permita dar pasos sólidos hacia el cambio personal, y el crecimiento espiritual.

Si nuestra ira tiende a ser vengativa y punitiva, la de DIOS carece de todo interés personal y es apaciguada por la misericordia. La ira puede ser incluso una muestra de Su amor incesante, que llegue a producir arrepentimiento y fe en nuestros opositores.

Por lo tanto, no debemos vengarnos por nuestra cuenta, «… porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. […]. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal» (Romanos 12:19,21). Esto debe comenzar en el corazón, la fuente de donde fluyen todos los conflictos de la vida. Quiera DIOS que dejemos el enojo, que abandonemos la ira y que esperemos pacientemente en el SEÑOR.

Una venganza refrenada es una victoria conquistada.

OREMOS: SEÑOR, gracias por Tu Palabra, la cual declara que eres un DIOS de justicia. Líbrame de la ira y de esas emociones de venganza que se manifiestan en mi sin control alguno cuando clamo justicia. Te ruego que Tu SANTO ESPÍRITU me llene de Tu paz y gozo, y produzca en mi la paciencia que necesito para esperar en Tí. En el nombre de JESÚS, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/

 

 


domingo, 4 de diciembre de 2022

CORRECTIVOS

No hay 'medias tintas’.
Comparte esta meditación.

Bendiciones,

Enio

Meditación Diaria

CORRECTIVOS

 

PROVERBIOS 13:18 “El que desprecia a la disciplina sufre pobreza y deshonra; el que atiende a la corrección recibe grandes honores.”

 

A nadie le gusta que le llamen la atención por algo que está haciendo mal o por algún error cometido. Es el fulano orgullo que no acepta que otros tengan la autoridad moral sobre nosotros para decirnos lo que está bien y lo que está mal.

Ese orgullo es el que a final de cuentas impide que podamos mejorar, pues siempre estaremos pensando que todo lo que hacemos es lo apropiado y por lo tanto no existe necesidad alguna de corrección. Al no poder mejorar nos estaremos hundiendo cada día más en nuestros vicios y errores por lo que tarde o temprano nos llegará la pobreza y la deshonra.

Es tan simple como que el que tenga la suficiente humildad para dejarse señalar sus faltas para luego buscar la ayuda de DIOS que le permita transformarse y mejorar de acuerdo al poder de DIOS que obra en él, podrá realmente progresar en el sendero de la excelencia y también podrá servir más efectivamente al SEÑOR.

El no reconocer nuestra posición delante de nuestro Padre DIOS nos coloca en una peligrosa senda. En tiempos pasados cuando una persona actuaba diferente a lo que decía creer se le llamaba hipócrita. Hoy en día, cuando alguien se comporta de esa manera, se dice que es una persona de mente abierta.

DIOS es nuestro Padre y nuestra Autoridad. Desatender Su corrección nos hace necios e insolentes, dos cosas que nuestro PADRE no tolera y que seguirá corrigiendo en nuestras vidas utilizando diferentes métodos hasta alcanzar Sus sabios objetivos.

Reconozcamos nuestra responsabilidad como adultos que somos y sometámonos bajo la poderosa mano de DIOS. La obediencia es la clave del éxito de la vida del hijo de DIOS. Andar por el sendero de la obediencia siempre nos llevará a un grato destino.

¿Desprecias la disciplina o atiendes a la corrección? Recuerda que en estas cosas no pueden haber medias tintas. Cualquier descuido que mostremos en este aspecto nos irá llevando inexorablemente a caer en el infortunio.

Estemos, pues, atentos a la corrección y aceptemos con sencillez los llamados de atención que estaremos recibiendo en razón de nuestra desobediencia, para que no sólo mostremos la humildad que nos corresponde mostrar como hijos de DIOS que somos, sino que también podamos permitir que el ESPÍRITU SANTO nos moldee y nos transforme y nos haga progresar en el sendero de la justicia y la santidad. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!

OREMOS: PADRE Celestial, gracias por el nuevo día que me das. Gracias por las bendiciones que recibo diariamente. Gracias por las pruebas y muestras de Tu amor. SEÑOR, te pido que me perdones por los errores que cometo y ayúdame a aceptar con humildad Tu corrección. Que todo lo que haga, sea de Tu agrado. En el nombre de CRISTO, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/

 

 

sábado, 3 de diciembre de 2022

¿NECESITAS TOMAR UNA DECISIÓN?

 

Aumenta mi fe.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  

¿NECESITAS TOMAR UNA DECISIÓN?

PROVERBIOS 3:5-7 “Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión, sino teme a Jehová y apártate del mal.” 

A medida que transcurren los años de nuestras vidas, vamos pasando por situaciones de las cuales aprendemos algo. Poco a poco vamos acumulando conocimiento producto de esas experiencias, ya sea por errores que cometimos y trajeron malas consecuencias, o por decisiones que tomamos que resultaron en algo positivo. Ésto es precisamente lo que llamamos “experiencia”.

No ha sido fácil adquirir esta experiencia, nos ha costado sufrimientos, ansiedades, dolores por los errores cometidos. Este proceso ha dejado cicatrices en nosotros. Y como resultado hemos logrado acumular un caudal de conocimiento del cual generalmente dependemos al momento de tomar una decisión. Es prácticamente imposible dejar de depender de él.

Sin embargo, esto es precisamente lo que nos exhorta a hacer el rey Salomón en el pasaje de hoy: “No te apoyes en tu propia prudencia.” Según el diccionario de la Real Academia Española, “prudencia” significa sabiduría, conocimiento, buen juicio. Es decir, no te guíes por lo que tú entiendes qué debes hacer; en vez de éllo, “Confía en el Señor de todo corazón.”

No solamente es difícil dejar de guiarnos por nuestra “sabiduría”, sino es aún más difícil confiar totalmente en DIOS y dejar en Sus manos el control de la situación que tenemos enfrente y la autoridad para decidir lo que debemos hacer y qué camino debemos tomar. Sin embargo, ésto es lo mejor que podríamos hacer.

DIOS, que es Omnisciente, que ve todas las cosas que aún no han sucedido, que conoce el futuro, ha planeado prosperarte y darte una vida mejor. Si se lo permites, ÉL se asegurará de que escojas el camino correcto. Pero si dependes de tus propios cálculos para analizar y tomar una decisión importante en tu vida, no hay absolutamente ninguna garantía que tus acciones estén de acuerdo a los planes de DIOS, y por lo tanto no hay ninguna seguridad de que los resultados serán buenos. Aunque seas capaz de hacer una elección inteligente, tu incapacidad para ver lo que está por delante limita tu capacidad de decisión.

Debemos empezar por hacer al SEÑOR partícipe de nuestras inquietudes, dudas, decisiones a tomar, etc. Aunque muchas veces no estemos seguros de lo que DIOS quiere que hagamos, el solo hecho de mostrar confianza en Su dirección y en Su poder, y el deseo de agradarle a ÉL, es suficiente para que tome el control y no nos permita hacer algo que no está dentro de Su voluntad.

Cuando buscamos Su ayuda, de alguna manera DIOS mueve las circunstancias, cierra o abre puertas y nos “empuja” por el camino que debemos tomar. Esto dice el pasaje de hoy: “Reconócelo en todos tus caminos, y Él allanará tus sendas.” Esta es la clave. Nosotros hacemos nuestra parte y ÉL hace el resto y nos da la victoria.

DIOS proveyó al ser humano con la capacidad para tomar decisiones, y también le ofreció Su ayuda para hacer una buena elección. Dedica tiempo a orar antes de tomar cualquier decisión. Clama al SEÑOR por Su ayuda, y entonces escucha atentamente, y espera pacientemente hasta que tengas la absoluta seguridad de que DIOS te ha hablado. Entonces actúa.

OREMOS: PADRE Santo, muchas veces en mi vida he tenido fracasos y sufrimientos por causa de mis malas decisiones. A partir de hoy, yo quiero darte a Tí absoluto control de mis acciones. Aumenta mi fe y capacítame para ver claramente el camino que Tú me muestras, y dame la fuerza para seguirlo aún en contra de mis deseos. En el nombre de JESÚS, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/

 

 

 

 

 


viernes, 2 de diciembre de 2022

CRÉES QUE DIOS PUEDE AYUDARTE

 

EL CREADOR.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria

CRÉES QUE DIOS PUEDE AYUDARTE 

HEBREOS 4:16 “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” 

Dos astrónomos de la Universidad de Harvard descubrieron un “gran muro” de galaxias que estiman tienen 500 millones de años luz de longitud, 200 millones de años luz de ancho y 15 millones de años luz de espesor. Un año luz equivale a la distancia recorrida por la luz en un año. Estas cifras son increíblemente enormes.

La tecnología moderna, cada vez más sofisticada, ha hecho descubrimientos similares a éste a través de muchos años. Pero aún quedan sin contestar muchas preguntas. Por ejemplo, ¿Cómo se formaron estas imponentes galaxias? ¿Cómo se originó el Universo y todos los planetas y las estrellas que lo constituyen?

En el pasaje de hoy, el salmista, bajo la inspiración del ESPÍRITU SANTO, anuncia con muchos siglos de anticipación la respuesta a estas y otras preguntas que los científicos no han podido contestar. Primero, dice que DIOS ha “puesto su gloria sobre los cielos” (Salmo 8:1). Después declara que DIOS es el creador de los cielos y de los demás cuerpos celestes cuando dice: “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste” (Salmo 8:3). Y en Génesis 1:1 la Biblia dice que “en el principio creó DIOS los cielos y la tierra.”

Ochocientos años antes del nacimiento de JESUCRISTO, el profeta Isaías escribió, por revelación divina, acerca del “círculo de la tierra.” (Isaías 40:22). Muchos siglos después los científicos todavía discutían sobre la forma de la tierra. Algunos escritores griegos, imaginaban el mundo conocido como un paralelogramo. Y los chinos creían que la tierra era plana y que China estaba en el centro.

No fue hasta unos 500 años antes de CRISTO que por primera vez el filósofo griego Pitágoras habló sobre la teoría de que la tierra era esférica. ¿Acaso puede haber alguna duda de la infinita sabiduría de DIOS? Ciertamente DIOS puede hablar a estos científicos de la misma manera con que convenció a Job de su ignorancia, diciéndole: "¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O Quién extendió sobre ella cordel? ¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O Quién puso su piedra angular?” (Job 38:4-6).

El Salmo 147:4 dice que “ÉL cuenta el número de las estrellas; a todas éllas llama por sus nombres.” Y este mismo Salmo declara que “El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.” (v. 3). Es decir, que el DIOS Todopoderoso, que creó los cielos y la tierra, es además el DIOS tierno y amoroso que se preocupa por aquellos que están sufriendo y los consuela. Aquel que conoce todas las estrellas por sus nombres, es el mismo que tiene contados todos los cabellos de nuestras cabezas (Lucas 12:7). El mismo DIOS que ordenó las medidas de la tierra y fundó sus bases, declaró que el que nos toca a nosotros, “toca a la niña de su ojo.” (Zacarías 2:8). ¡Qué DIOS tan maravilloso!

Y la Biblia dice que si hemos creído en Su Hijo JESUCRISTO y lo hemos aceptado como nuestro Salvador somos hechos hijos de este maravilloso DIOS (Juan 1:12), y podemos llamarle PADRE nuestro, y llegarnos a ÉL con toda confianza en busca del oportuno socorro. Entonces, ¿crees tú que DIOS puede ayudarte en medio de tu prueba?

Si has entendido esta enseñanza, si estás consciente del inmenso poder, la sabiduría y el infinito amor de DIOS, no debes tener la más mínima duda de que si confías en ÉL, se hará cargo de tus problemas y los resolverá todos en Su tiempo y conforme a Su voluntad.

OREMOS: Bendito DIOS, Creador del cielo y de la tierra, te alabo de todo corazón por tu grandeza y magnificencia. Hoy acudo a Tu gracia y misericordia y pongo todos mis problemas en Tus manos poderosas. En el nombre de JESÚS, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección:   http://www.meditaciondiaria.org/