sábado, 25 de enero de 2020

LO SIENTO, ME OLVIDÉ

¿Cómo va tu memoria?
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
«LO SIENTO, ME OLVIDÉ»

SALMOS 100:3 “Reconozcan que el Señor es DIOS;
Él nos hizo, y somos suyos”.

¿Qué tan olvidadizo u olvidadiza eres?
Pareciera que soy muy propensa a dejar mi cartera en sitios fastidiosos: baños públicos, restaurantes, carritos de compra. ¿Y por qué? Porque “se me olvida”.
Cuando estoy contando un chiste, siempre me acuerdo de la gracia del mismo, pero ¿del chiste? a menudo “se me olvida” ¿cómo es? Cuando mi amiga Marla y yo nos juntamos para conversar, constantemente nos decimos la una a la otra: «Te iba a decir algo. ¿Qué era?» Mi amiga Lisa (nos reunimos para almorzar sólo una vez al año) siempre me dice: «Trae tus notas.» Élla sabe por experiencia que se me olvidan las cosas, por lo que quiere que escriba las cosas importantes de las que necesitamos hablar. Y no es que sea candidata para la senilidad todavía, es que mi cerebro parece estar demasiado ocupado.
A veces se me olvidan cosas aún más importantes, como:
La manera en que DIOS me ayudó en el pasado. Cómo atendió a mis peticiones de sanidad. Cómo me dio el valor de hablar frente a un gran grupo de personas. Cómo me proveyó del dinero para un gasto inesperado, y tantas otras formas en que ÉL me respondió.
Siempre pensé que los israelitas tenían la vista corta y que fueron desagradecidos cuando viajaron por el desierto con Moisés. Si yo hubiera estado allí hubiera sacudido a algunos de éllos y les hubiera dicho:
«¡Oigan! ¿Qué les pasa? ¿No es éste el DIOS que los sacó de la esclavitud en Egipto? ¿El que separó las aguas del mar Rojo para que pudieran pasar por tierra seca? ¿El que les proveyó de comida desde el cielo? ¿Y todavía tienen el descaro de quejarse del menú? ¡Y ahora están adorando a un becerro de oro! ¡Vuelvan en sí! ¿Cómo podrían olvidarse de la manera como DIOS los ha amado y los ha cuidado?»
Pero cuando mi vida se vuelve tan agitada, mi agenda está tan llena de planes, y las cosas urgentes desplazan a las importantes, es raro el momento en que puedo entrar en quietud y reflexionar sobre la bondad de mi DIOS. Entonces me doy cuenta de que fácilmente podría ser uno de esos hebreos. Y me parece escuchar a Alguien decir suavemente: «¿Te acuerdas de MÍ?» ¡Cómo podría olvidarlo!
Podemos reflexionar en lo siguiente:
¿Están desplazando al Señor de mis pensamientos otras actividades aunque éstas sean buenas? ¿Lo he olvidado?
¿Cómo me ha provisto DIOS en el pasado? ¿Con qué frecuencia aparto un tiempo para darle gracias por éllo?
Es importante no olvidar lo que DIOS hizo por nosotros. El alma es el asiento de las emociones y si se descuida, puede aparecer el engreimiento. En el Salmo 103:2, David decía para sí: “Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios”.
Nosotros podemos imitar al salmista, recordando que tenemos un SEÑOR que junto con SU vida nos dio SUS beneficios. APR
OREMOS: Gracias SEÑOR. TU amor es tan especial que cada día lo puedo sentir, en las pequeñas y en las grandes demostraciones de TU impresionante dar. ¿Por qué olvidarme hoy de TU bondad y TU amor? Permíteme elevar ante TÍ esta oración con fervor, y así con un corazón abierto decirte, muchas gracias mi SEÑOR.
En el amor de CRISTO, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:



viernes, 24 de enero de 2020

NUESTRO DIOS DE GRACIA

DIOS hizo esta provisión para nuestra salvación.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
NUESTRO DIOS DE GRACIA
Ministerios En Contacto
**Leer Efesios 2:1-10

EFESIOS 2:4-6 “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). 
Juntamente con él nos resucitó,”

Gracia es el favor y el amor de DIOS mostrado a la humanidad. No podemos ganarla ni ser lo suficientemente buenos para merecerla.
Para valorar la gracia de verdad, debemos comprender que nuestro Padre es:
SANTO. DIOS no tiene ningún defecto. Cuando Adán y Eva decidieron comer el fruto del árbol prohibido, su relación con DIOS se rompió. Por cuanto todas las generaciones que vinieron después heredaron la naturaleza pecaminosa de éllos, cada persona nace con una inclinación hacia el mal.
JUSTO. Como resultado, DIOS requiere el pago por el pecado. El castigo es la muerte (Romanos 6:23), no solo física sino también espiritual —por la separación eterna de ÉL.
MISERICORDIOSO. DIOS no nos trata como merecemos, sino que extiende SU gracia por medio del SALVADOR. El Señor JESÚS vivió sin pecar y cumplió la Ley. Solo ÉL calificó como Aquel que podía satisfacer la justicia divina. Tomó nuestro lugar, llevó nuestros pecados y experimentó la ira de DIOS, todo para que pudiéramos reconciliarnos con el PADRE.
DIOS hizo esta provisión para nuestra salvación mientras aún éramos pecadores (Romanos 5:8).
¿Has reconocido tu estado pecaminoso y recibido el perdón de DIOS por medio de la fe en JESUCRISTO?
Toma tiempo para expresar tu agradecimiento 
por SU gracia.
OREMOS: Gracias PADRE Celestial porque TÚ entregaste a TU único HIJO para que muera en la cruz en lugar de nosotros y para que todo aquel que en ÉL crea no se pierda sino tenga vida eterna, y todo ésto por gracia. Gracias por las muestras de tu amor. 
En el nombre de CRISTO, amén.

**Leer Efesios 2:1-10

SALVOS POR GRACIA

Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. Entre ellos vivíamos también todos nosotros en otro tiempo, andando en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). Juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús, porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe, 10 pues somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:



jueves, 23 de enero de 2020

FORTALEZA INTERIOR

Cristo es mi fortaleza interior.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
FORTALEZA INTERIOR
El Aposento Alto
**Leer Efesios 3:16-21 (NVI)

EFESIOS 3:16 “Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser.”

En mi primer viaje a la ciudad de Nueva York (EE. UU.), me impresionaron mucho los altos rascacielos que forman el horizonte de Manhattan. Sin embargo, los exteriores de estas estructuras ocultan mucho más de lo que revelan.
Los edificios alcanzan semejante altura solo por lo que consiste el interior que los caracterizan. Están fortificadas en el interior con acero, concreto y malla metálica. Este reforzamiento permite que el edificio se alce y permanezca estable y fuerte, incluso cuando las tormentas llegan y los vientos se embravecen. Cada estructura es una maravilla de ingeniería y construcción — por dentro y por fuera.
Nuestras vidas cristianas se parecen a estos rascacielos más de lo que nos damos cuenta. Solo cuando buscamos a DIOS, el Mejor Arquitecto e Ingeniero, es que estamos más capacitados para resistir las tormentas de la vida.
DIOS es nuestra fuerza interior cuando este mundo nos lanza situaciones difíciles. La oración, el estudio bíblico y la adoración son para nuestra vida cristiana lo que el concreto y el acero son para los rascacielos.
Podemos permanecer fuertes y estables, con la seguridad de que DIOS siempre nos dará fuerza interior para enfrentar cualquier desafío que se nos presente.
OREMOS: DIOS Altísimo, ayúdanos a buscar el poder de TU fuerza inagotable en nuestras vidas. Guíanos con seguridad a través de las tormentas de la vida.
En el amor de CRISTO, amén.
Sr. James Townsend (Misisipi, EE.UU.)
**Leer Efesios 3:16-21 (NVI)
Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, 17 para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor, 18 puedan comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; 19 en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de DIOS.
20 Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, 21 ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


miércoles, 22 de enero de 2020

VELAR Y ORAR

Cada día tengo oportunidades para orar y dar gracias.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
VELAR Y ORAR

El Aposento Alto
SANTIAGO 5:16 “La oración del justo 
es muy poderosa y efectiva.” (RVC)

Un sábado en la playa, pescaba al despuntar el alba con colores brillantes. Este panorama increíble me detuvo para agradecer a DIOS por otro día en esta hermosa creación, disfrutar de las olas, la brisa, los pájaros y los peces que esperaba atrapar.
Cuando terminé de dar gracias por las muchas bendiciones del día, apareció un compañero de pesca y pasamos un tiempo hablando sobre la oración. Confesó que le resultaba difícil encontrar tiempo para orar con regularidad debido a su horario lleno.
Le expliqué que hace mucho tiempo descubrí un método fácil después de leer las instrucciones de Jesús a sus discípulos de velar y orar. Decidí que cada vez que miraba mi reloj para ver la hora, sería el momento adecuado para orar.
Me propuse orar por lo que tenía en mente o por lo que sucedía en ese momento. Poco después, oraba al menos 10 veces al día.
Mi amigo lo intentó y descubrió que tenía más tiempo para orar de lo que se había dado cuenta.
Otros métodos podrían ser orar durante los anuncios comerciales cuando corre un programa por televisión, o en el recorrido matutino a nuestro trabajo.
Con propósito y un poco de creatividad, siempre podemos encontrar tiempo para orar.
OREMOS: PADRE Celestial, gracias por la oportunidad de compartir nuestras peticiones Contigo en cualquier momento, en cualquier lugar y por cualquier cosa.
En el nombre de JESÚS, oramos, amén.
Sr. Edward Mitchell Jr. (Florida, EE.UU.)
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


martes, 21 de enero de 2020

SER FELIZ

Deberíamos usar las cosas y amar a las personas.
Comparte esta meditación
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
SER FELIZ
Renuevo de Plenitud
005
ROMANOS 12:10 “Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros.”

Se cuenta una fábula acerca de un joven huérfano que no tenía familia ni nadie que lo amase. Sintiéndose triste y solitario, caminaba un día por un prado cuando vio una pequeña mariposa atrapada en un arbusto espinoso. Cuanto más pugnaba la mariposa por liberarse, más profundamente se le clavaban la espinas en su frágil cuerpo. El muchacho liberó con cuidado a la mariposa, pero élla, en lugar de irse volando, se transformó ante sus ojos en un ángel.
El muchacho se frotó los ojos sin poder creerlo mientras el ángel decía: -“Por tu maravillosa bondad, haré lo que me pidas”-.El muchachito pensó por un momento y luego dijo:-“Quiero ser feliz”-.-“Muy bien”-, le respondió el ángel y luego se inclinó hacia él, le susurró al oído y desapareció.
Al crecer el pequeño, no hubo nadie en el país más feliz que él. Cuando la gente le pedía que les dijese el secreto de su felicidad, solamente sonreía y decía: -"Escuché a un ángel cuando era niño"-.
En su lecho de muerte, sus vecinos se reunieron a su alrededor y le pidieron que divulgase el secreto de su felicidad antes de morir. Finalmente, el anciano les dijo: -"El ángel me dijo que cualquiera, sin importar lo seguro que pareciese, fuese joven o viejo, rico o pobre, me necesitaría"-.
Con frecuencia amamos las cosas y usamos a las personas, cuando en realidad deberíamos usar las cosas y amar a las personas.
OREMOS: PADRE Celestial, en este día me acerco a TÍ, para pedirte que me ayudes a ser una persona útil y necesaria, que pueda llevar a alegría y la paz a otros y que todo lo que hago sea de TU agrado. Gracias DIOS, en el nombre de CRISTO JESÚS, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección: