miércoles, 16 de octubre de 2019

UNA HORA BIEN INVERTIDA

El tiempo dedicado a DIOS en oración nunca es malgastado.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
UNA HORA BIEN INVERTIDA
El Aposento Alto
**Leer Isaías 46:3-9(DHH)

ISAÍAS 46:4 “Dice el Señor… yo los sostendré y los salvaré.”

Uno de los recuerdos más vívidos de mi infancia fue cuando mi madre se retiraba a la sala para orar durante una hora cada día a las tres de la tarde. Era su tiempo especial y nosotros sabíamos que no debíamos interrumpirla a menos que fuese algo importante. Aun cuando ya yo no vivía en casa, si llamaba durante la tarde, papá me recordaba gentilmente que ese era el tiempo de oración de mamá.
Este tiempo sagrado reveló su relación amorosa y confiada con DIOS. Mamá dedicaba esa hora a su mejor amigo, no solo compartiendo con ÉL lo que estaba en su mente, sino escuchando con su corazón en medio de aquella quietud.
Han pasado muchos años y hoy mamá vive en un hogar para ancianos. Ya no puede orar como antaño, pero estoy segura de que su relación con DIOS está más fuerte que nunca. Puedo ver en élla cierta paz y aceptación que creo es el fruto de sus años de oración.
Mamá es un recuerdo vivo de la promesa de DIOS, manifestada claramente por el profeta Isaías.
Tengo la certeza de que DIOS jamás abandonará a mi madre, ni a ninguno de nosotros.
OREMOS: Oh DIOS, ayúdanos a recordar que debemos separar un tiempo cada día para compartir contigo en oración.
En el amor de Cristo, amén.
Sra. Andrea Woronick (Connecticut, EE.UU.)
**Leer Isaías 46:3-9(DHH)
Óiganme, descendientes de Jacob, todos los que quedan del pueblo de Israel: Yo he cargado con ustedes desde antes que nacieran; yo los he llevado en brazos, y seguiré siendo el mismo cuando sean viejos; cuando tengan canas, todavía los sostendré. Yo los hice, y seguiré cargando con ustedes; yo los sostendré y los salvaré.
¿Con quién pueden ustedes compararme? ¿A quién piensan que puedo parecerme? Hay quienes sacan mucho oro de sus bolsas, y pesan plata en la balanza; luego contratan a un artesano que les haga un DIOS para inclinarse ante él y adorarlo. Lo cargan sobre los hombros y se lo llevan; lo colocan sobre un soporte y ahí se queda, sin moverse de su sitio. Por más que gritan pidiéndole ayuda, no les responde ni puede salvarlos de sus angustias.
Recuerden esto, pecadores, no se hagan ilusiones, piénsenlo bien; recuerden lo que ha pasado desde tiempos antiguos. Yo soy DIOS, y no hay otro; soy DIOS, y no hay nadie igual a mí.
 Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


martes, 15 de octubre de 2019

EL BULLDOG Y EL IRRIGADOR

¿Qué barreras piensas que te impiden experimentar el amor de DIOS?
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL BULLDOG Y EL IRRIGADOR
Nuestro Pan Diario
**Leer Efesios 3:14-21

EFESIOS 3:14,19 “…doblo mis rodillas ante el Padre […],
para que seáis llenos de toda la plenitud de DIOS”

La mayoría de las mañanas en verano, una escena maravillosa se desarrolla en el parque detrás de nuestra casa. Alrededor de las 6:30, el irrigador empieza a funcionar. Poco después, llega la bulldog Fifi (el nombre que le puso nuestra familia).
El dueño de Fifi la suelta para que corra, y la perra se lanza con toda su fuerza hacia el irrigador, atacando el chorro de agua que le empapa la cara. Esta escena es un cuadro sumamente significativo: el aparente deseo ilimitado de Fifi de saciar su sed con el líquido que nunca le es suficiente.
No hay bulldogs ni irrigadores en la Biblia, pero en cierto modo, la oración de Pablo en Efesios 3 me recuerda a Fifi. Allí, el apóstol ora para que los creyentes efesios sean llenos del amor de DIOS, «plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura [del] amor de Cristo», y «llenos de toda la plenitud de DIOS» (Efesios 3:18-19).
Aún hoy, se nos invita a experimentar a un DIOS cuyo amor infinito supera toda comprensión, para que podamos también ser saciados, saturados y completamente satisfechos con su bondad.
Tenemos la libertad de lanzarnos con confianza y deleite a una relación con CRISTO, el Único que puede llenarnos de amor, significado y propósito.  Adam Holz
OREMOS: Señor, gracias por tu amor infinito que me sacia por completo. En el amor de CRISTO, amén.
**Leer Efesios 3:14-21

EL AMOR QUE EXCEDE A TODO CONOCIMIENTO

14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo 15 (de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra), 16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de DIOS.

20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:

lunes, 14 de octubre de 2019

BUSCAR DIRECCIÓN

Vivo confiado porque DIOS es fiel.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
BUSCAR DIRECCIÓN
El Aposento Alto
**Leer Proverbios 3:5-12(DHH)

PROVERBIOS 3:6 “Ten presente al Señor en todo lo que hagas,
y él te llevará por el camino recto.”

A lo largo de mi vida hice frente a situaciones en las que no sabía qué hacer y temía elegir por mí mismo. Antes de poner mi vida en manos de DIOS, pensaba que cada aspecto de mi vida tenía un cincuenta por ciento de posibilidades de éxito; si equivocaba la elección, fracasaría. Desafortunadamente, muchas veces dudé y pasé horas lamentando lo hecho.
Con el paso del tiempo, maduré hasta comprender mejor el poder y la fidelidad de Cristo. Mis problemas resultaron ser menos estresantes y comencé a depender más en la dirección del Señor, confiando en que me llevaría a bien.
Suelo recordar el lema: «DIOS es siempre bueno».
Es fácil olvidarlo en tiempos de pruebas. Cuando recordamos que DIOS está siempre a nuestro lado, podemos dejar de enfocarnos en las pequeñas cosas y hallar consuelo.
Cuando buscamos la voluntad de DIOS, podemos vivir en la confianza de que DIOS siempre obra para nuestro bien.
OREMOS: Amado SEÑOR, te damos gracias por la vida que nos das. Ayúdanos a descansar en TÍ y a confiar en queTÚú nos guías hacia todo lo que es bueno. Oramos como JESÚS nos enseñó: «Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan cotidiano. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno» (Mateo 6: 9-13, NVI). Amén.
Sr. Ed Romero (Texas, EE.UU.)
**Leer Proverbios 3:5-12(DHH)
Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia.
Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y él te llevará por el camino recto. No te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal: 8 ¡ésa es la mejor medicina para fortalecer tu cuerpo!
Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas; 10 así se llenarán a reventar tus graneros y tus depósitos de vino.
11 No rechaces, hijo mío, la corrección del Señor, ni te disgustes por sus reprensiones; 12 porque el Señor corrige a quien él ama,
como un padre corrige a su hijo favorito.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:



domingo, 13 de octubre de 2019

¿CUÁL ES LA FUENTE DE TU CONFIANZA?

Confía en DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¿CUÁL ES LA FUENTE DE TU CONFIANZA?

FILIPENSES 4:4-7 "Vivid siempre alegres en el Señor. Otra vez os lo digo: vivid con alegría.Que todo el mundo os reconozca por vuestra bondad. El Señor está a punto de llegar.Nada debe angustiaros; al contrario, en cualquier situación, presentad a DIOS vuestros deseos, acompañando vuestras oraciones y súplicas con un corazón agradecido.
Y la paz de DIOS, que desborda toda inteligencia, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos por medio de Cristo Jesús".

Cuando nuestra seguridad descansa en DIOS y demostramos convicción en cuanto a sus promesas, tenemos paz. Pero esta actitud calmada no va a permanecer mucho tiempo si mezclamos la confianza en ÉL con la seguridad en nosotros mismos. Todos notarán que fue DIOS quien inspiró nuestra confianza cuando nos vean tener éxito de maneras inesperadas o mostrar un gozo y una paz interior inexplicables en las situaciones más difíciles.
Pablo escribió el pasaje de hoy estando en la cárcel, rodeado de incomodidades, siendo humillado y torturado, y esperando que en cualquier momento lo ejecutarán. Y aún así, su confianza en el SEÑOR le permitía sentir tanto gozo que no podía dejar de exhortar a los Filipenses a que se regocijaran en todo momento.
La confianza es algo que no surge de la noche a la mañana como por arte de magia. Si alguna vez has llegado a confiar en un amigo o una amiga, seguramente fue el resultado de un trato frecuente por mucho tiempo, y de las situaciones que se presentaron a través de los años que crearon una intimidad y un conocimiento mutuo.
De manera similar sucede en el aspecto espiritual. Desarrollamos confianza en DIOS al meditar diariamente en SU Palabra, al pasar tiempo con ÉL en oración, al permitir que SU SANTO ESPÍRITU transforme esas áreas de nuestras vidas que afectan la relación con nuestro PADRE Celestial. Entonces llegaremos a conocer y comprender al SEÑOR profundamente. Ésto creará en nosotros una nueva fuente de confianza.
El apóstol Pablo era un hombre confiado por naturaleza. Durante la primera etapa de su vida su actitud reflejaba confianza en sus credenciales propias, es decir en su origen, educación y posición. Esta era la fuente de su seguridad. Sin embargo, desde el momento de su encuentro con JESÚS en el camino a Damasco (Hechos 9:1-6), Saulo de Tarso supo que su vida vieja había terminado y abrazó de todo corazón su nueva vida en CRISTO.
Por eso, más tarde pudo declarar: Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por El lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo”.  (Filipenses 3:8).
Pablo pudo enfrentar las adversidades con valor. Su confianza no estaba puesta en sí mismo, sino en la presencia, la provisión y el poder de DIOS a través de CRISTO; por consiguiente, se mantenía fuerte.
En su carta a los Filipenses, Pablo expone claramente la razón por la cual podía vivir contento y confiadamente, lo mismo en escasez que en abundancia, tanto en las buenas como en las malas. Allí él escribió: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:13).
¿Cuál es la fuente de tu confianza?
Cuando la prueba y la aflicción llegan a tu vida, ¿hacia dónde diriges tu mirada? ¿Hacia tus conocimientos o tu experiencia o tu sabiduría?
¿O inmediatamente te dejas caer en los brazos del SEÑOR
y permites que ÉL tome todo el control de la situación?
OREMOS: PADRE Santo, anhelo llegar a tener tal confianza en TÍ que pueda actuar en las pruebas como lo hacía tu siervo Pablo. Por favor ayúdame a conocerte y comprenderte más, a vivir en íntima comunión contigo, a descansar en TUS brazos en todas las circunstancias que se presenten en mi vida. Te lo pido en el nombre de JESÚS, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


sábado, 12 de octubre de 2019

DIOS-grafía

¿Ya lo encontraste?
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
DIOS-grafía

HEBREOS 11:1, 6  “1.Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera,
 la convicción de lo que no se ve.”…
Pero sin fe es imposible agradar a DIOS, porque es necesario que el que se acerca a DIOS crea que él existe
y que recompensa a los que lo buscan”.

Un estudio de la revista National Geographic en el 2006, informó que muchos jóvenes norteamericanos son geográficamente analfabetos. Según el estudio, el 63% de los norteamericanos entre 18 y 24 años de edad no lograron ubicar a Irak correctamente en un mapa del Medio Oriente.
Los resultados para la geografía de los Estados Unidos fueron aún más deprimentes: la mitad de éllos no pudieron encontrar el estado de Nueva York en el mapa, un tercio no pudieron encontrar Louisiana, y el 48% no pudo ubicar Mississippi.
Entender la geografía es de utilidad en la vida diaria, pero la DIOS-grafía (encontrar a DIOS) es de una importancia infinitamente más crucial, tanto para ahora como para la eternidad.
En Hebreos 11:6 se nos dice que, para encontrar a DIOS y agradarle, primero tenemos que creer que ÉL existe.
¿Cómo podemos demostrar que DIOS existe?
Encontrar a DIOS es un asunto de fe, de confianza en ÉL y compromiso con ÉL. Esta confianza y este compromiso deben mantenerse fuertes aún cuando los objetos de nuestra fe no se puedan ver.
El autor de Hebreos y el apóstol Juan están de acuerdo en que, al final de cuentas, la manera de encontrar al SEÑOR y agradarle es creyendo en SU hijo JESÚS (Juan 14:6).
Encontrar a DIOS es obra únicamente de DIOS.
Aquellos que le buscan le encontrarán porque DIOS les dará un corazón que le reconozca a ÉL como SEÑOR.
OREMOS: Gracias PADRE Celestial porque te podemos encontrar en todo lugar, pues te sentimos y estás a nuestro lado permanentemente. Te estamos muy agradecidos por las bendiciones que TÚ diariamente nos das. Gracias por las muestras de TU amor.
En el amor de CRISTO, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección: