martes, 23 de julio de 2024

DIOS ESTÁ HACIENDO ALGO NUEVO


MAR 23
Nuestros problemas pueden llenar nuestras oraciones de amor y empatía.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria

DIOS ESTÁ HACIENDO ALGO NUEVO

Nuestro Pan Diario 

1ª TESALONICENSES 3:6-12 “Pero cuando Timoteo regresó, nos dio buenas noticias de vuestra fe y amor, y que siempre nos recordáis con cariño, y que deseáis vernos, como también nosotros a vosotros. Por eso, hermanos, en medio de toda nuestra necesidad y aflicción fuimos consolados al saber de vuestra fe. De modo que ahora hemos vuelto a vivir, sabiendo que estáis firmes en el Señor. Por lo cual, ¿qué acción de gracias podremos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios, 10 orando de noche y de día con gran insistencia, para que veamos vuestro rostro y completemos lo que falte a vuestra fe? 11 Pero el mismo Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros. 12 Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros. 13 Que él afirme vuestros corazones, que os haga irreprochables  

Hace poco, el líder de un grupo en el que yo estaba preguntó: «¿DIOS está haciendo algo nuevo en tu vida?». Mi amiga Mindy, que enfrenta algunas situaciones difíciles, contestó diciendo que necesitaba paciencia con sus padres ya ancianos, fortaleza ante los problemas de salud de su esposo y comprensión hacia sus hijos y nietos que aún no tenían a CRISTO como SALVADOR. Después, agregó una reflexión que va totalmente en contra de todo lo que uno pensaría habitualmente: «Creo que lo nuevo que DIOS está haciendo es aumentar mi capacidad de amar y las oportunidades de hacerlo».

Esto coincide maravillosamente con la oración de Pablo por los creyentes de Tesalónica: «Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos…» (1ª Tesalonicenses 3:12). El apóstol les había enseñado sobre JESÚS, pero tuvo que irse repentinamente (Hechos 17:1-9). Ahora, en su carta, los alentaba a permanecer firmes en su fe (1ª Tesalonicenses 3:7-8) y oraba para que el SEÑOR aumentara el amor unos por otros.

A menudo, durante las dificultades, nos quejamos y preguntamos ¿Por qué? ¿Por qué a mi? Otra manera de reaccionar seria pedirle al SEÑOR  que aumente Su amor en nuestro interior y nos ayude a aprovechar las nuevas oportunidades de amar a los demás.

Anne Cetas

OREMOS: SEÑOR, abre mis ojos para amar a los demás. En el nombre de CRISTO oramos, amén.

Te invito a visitar nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/




 

 

 

lunes, 22 de julio de 2024

UNA PERSISTENCIA FÉRREA

 

LUN 22

No temas ni desmayes.

Comparte esta meditación.

Bendiciones,

Enio

Meditación Diaria

UNA PERSISTENCIA FÉRREA

Renuevo de Plenitud

 

JOSUÉ 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu DIOS estará contigo en dondequiera que vayas.”

 

En la pequeña escuelita rural había una vieja estufa de carbón muy anticuada. Un chiquito tenía asignada la tarea de llegar al colegio temprano todos los días para encender el fuego y calentar el aula antes de que llegaran su maestra y sus compañeros.

Una mañana, llegaron y encontraron la escuela envuelta en llamas. Sacaron al niño inconsciente más muerto que vivo del edificio. Tenía quemaduras graves en la mitad inferior de su cuerpo y lo llevaron urgente al hospital del condado.

En su cama, el niño horriblemente quemado y semi inconsciente, oía al médico que hablaba con su madre. Le decía que seguramente su hijo moriría que era lo mejor que podía pasar, en realidad -, pues el fuego había destruido la parte inferior de su cuerpo.

Pero el valiente niño no quería morir. De alguna manera, para gran sorpresa del médico, sobrevivió. Una vez superado el peligro de muerte, volvió a oír a su madre y al médico hablando despacito. Dado que el fuego había dañado en gran manera las extremidades inferiores de su cuerpo, le decía el médico a la madre, habría sido mucho mejor que muriera, ya que estaba condenado a ser inválido toda la vida, sin la posibilidad de usar sus piernas.

Una vez más el valiente niño tomó una decisión. Caminaría. Pero desgraciadamente, de la cintura para abajo, no tenía capacidad motriz. Sus delgadas piernas colgaban sin vida. Finalmente, le dieron de alta.

Todos los días, su madre le masajeaba las piernas, pero no había sensación, ni control, nada. No obstante, su determinación de caminar era más fuerte que nunca. Cuando no estaba en la cama, estaba confinado una silla de ruedas.

Una mañana soleada, la madre lo llevó al patio para que tomara aire fresco. Ese día en lugar de quedarse sentado, se tiró de la silla. Se impulsó sobre el césped arrastrando las piernas. Llegó hasta el cerco de postes blancos que rodeaba el jardín de su casa. Con gran esfuerzo, se subió al cerco. Allí, poste por poste, empezó a avanzar por el cerco, decidido a caminar.

Empezó a hacer lo mismo todos los días hasta que hizo una pequeña huella junto al cerco. Nada quería más que darle vida a esas dos piernas. Por fin, gracias a las oraciones fervientes de su madre y sus masajes diarios, su persistencia férrea y su resuelta determinación, desarrolló la capacidad, primero de pararse, luego caminar tambaleándose y finalmente caminar sólo y después correr.

Empezó a ir caminando al colegio, después corriendo, por el simple placer de correr. Más adelante, en la universidad, formó parte del equipo de carrera sobre pista. Y aún después, en el Madison Square Garden, este joven que no tenía esperanzas de sobrevivir, que nunca caminaría, que nunca tendría la posibilidad de correr, este joven determinado, Glenn Cunningham, llegó a ser el atleta estadounidense que ¡corrió el kilómetro más veloz del mundo!

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu DIOS estará contigo en dondequiera que vayas.” Josué 1:9

OREMOS: Gracias PADRE Celestial por la vida y testimonio de Glenn que nos enseña que ante las pruebas y dificultades, debemos ser persistentes para superarlos. Además Tu Palabra nos enseña que nos esforcemos, que seamos valientes, que no temamos ni desmayemos, porque tú SEÑOR estarás con nosotros donde quiera que vayamos. Gracias SEÑOR. En el nombre de CRISTO amén.

Te invito a visitar nuestra página web en la siguiente dirección:

http://www.meditaciondiaria.org/

 

 

domingo, 21 de julio de 2024

EL PROCESO DE LA FE

 

DOM 21
¿Estás luchando con un problema de fe?
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria

EL PROCESO DE LA FE
Ministerios En Contacto 

SANTIAGO 2:14-17 “Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarlo? 15 Y si un hermano o una hermana están desnudos y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16 y alguno de vosotros les dice: «Id en paz, calentaos y saciaos», pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17 Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.” 

Expresamos fe todos los días, en toda clase de situaciones. Creemos que llegaremos al trabajo a salvo, o nunca nos meteríamos en el auto. Creemos que nuestro amor durará toda la vida, o nunca nos casaríamos. Creemos que nuestra silla favorita soportará nuestro peso, o nunca nos sentaríamos en élla. La fe fluye de nosotros todo el tiempo, incluso cuando no tiene nada que ver con DIOS.

Peri hay un proceso que moldea nuestra fe -una progresión que convierte el asomo de fe en una acción medible.

PRIMERO, comienza en la mente. Pensamos en el asunto, lo mantenemos en la mente y visualizamos no sólo la necesidad sino también la solución.

SEGUNDO, comenzamos a hablar del asunto con otras personas y con el Señor. Hablar sobre el asunto con alguien en quien confiamos es una manera para entender mejor lo que está sucediendo, reunir nuevas ideas y procesar la información. Luego, después de hablar del asunto, tenemos una idea mejor de lo que está involucrado.

Ésto nos lleva al TERCER paso, en el que emprendemos la acción. Debemos hacer algo.

Si la fe no produce un resultado medible, entonces algo estuvo mal, y necesitamos buscar la ayuda de DIOS. La fe que nunca va más allá de la mente o de la conversación no logra nada. Pero cuando el proceso de creación de fe da lugar a la acción, no importa que tan sencilla se esta acción, comenzamos realmente a ver el poder del SEÑOR.

¿Estás luchando con un problema de fe? Pide a DIOS sinceramente que Te muestre si se ha atascado en alguna parte del proceso.

OREMOS: Ayúdame PADRE Celestial a tener fe y estar totalmente seguro de que voy a recibir lo que espero y que estoy convencido de que existe, aún cuando no lo pueda ver. Por CRISTO JESÚS, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/




 

 


sábado, 20 de julio de 2024

UNA LECCIÓN EN CUANTO A ESCUCHAR

SÁB 20 

DIOS hablará con claridad a cualquier persona
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria

UNA LECCIÓN EN CUANTO A ESCUCHAR
Ministerios En Contacto 

LUCAS 6:46-49 “46 »¿Por qué me llamáis “Señor, Señor”, y no hacéis lo que yo digo? 47 Todo aquel que viene a mí y oye mis palabras y las obedece, os indicaré a quién es semejante. 48 Semejante es al hombre que, al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover porque estaba fundada sobre la roca. 49 Pero el que las oyó y no las obedeció, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó y fue grande la ruina de aquella casa.»” 

Desde mi infancia aprendí a escuchar al SEÑOR, y esta importantísima lección es el fundamento de mi confianza en DIOS. Además, debido a que presto atención al PADRE Celestial, ÉL me ha dado valor en mis convicciones, fortaleza en tiempos de dificultades y gozo inexpresable.

Mi abuelo me inculcó la importancia de abrir mis oídos espirituales. No me dijo: “Charles, tienes que escuchar”; me describió más bien cómo al SEÑOR le estaba hablando y lo que le estaba diciendo. La fuerte evidencia de la fe del abuelo me dio un ferviente deseo de escuchar al SEÑOR, también.

Ninguna persona puede escuchar sin oír activamente. DIOS me enseñó cómo hacerlo, y es esta importante lección la que le estoy transmitiendo. Escucho al SEÑOR cuando comienzo a meditar en Su Palabra. Escucho en oración lo que ÉL me está diciendo en el pasaje, y lo hago con interés. El SEÑOR no se anda con misterios. ÉL hace clara las Sagradas Escrituras a quienes deseen conocer Su significado y estén dispuestos a someterse a élla. A menudo tengo que ser paciente. DIOS indica Su verdad cuando el creyente está dispuesto a escuchar. De continuo vuelvo a una parte de la Biblia hasta que el mensaje se me haga claro. Éso significa, a veces, volver al mismo pasaje otro día.

DIOS hablará con claridad a cualquier persona que escuche en oración y con actitud sumisa. ÉL quiere hablarte a tí. Su gran deseo es que lo conozcas tan íntimamente como lo hicieron Moisés, David, Pablo y muchos otros como éllos. Escudriña la Biblia cada día y escucha las palabras que el SEÑOR te dice a tu corazón.

OREMOS: PADRE Celestial, te ruego que me ayudes a escuchar Tu voz, a leer Tu Palabra, a comprenderla, a cumplirla y aplicarla. Ayúdame a que todos mis actos sean de Tu agrado. Te lo pido por CRISTO, amen.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/




 

 


viernes, 19 de julio de 2024

ESCUCHAR A DIOS

 

VIE 19
No nos ocultemos de DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
ESCUCHAR A DIOS
Ministerios En Contacto

PROVERBIOS 2:1 7 “Haz tuyas mis palabras hijo mio; guarda en tu mente mis mandamientos. 2 Presta oído a la sabiduría; entrega tu mente a la inteligencia. 3 Pide con todas tus fuerzas inteligencia y buen juicio; 4 entrégate por completo a buscarlos, cual si buscaras plata o un tesoro escondido. 5 Entonces sabrás lo que es honrar al Señor; ¡descubrirás lo que es conocer a Dios! 6 Pues el Señor es quien da la sabiduría; la ciencia y el conocimiento brotan de sus labios. 7 El Señor da su ayuda y protección a los que viven rectamente y sin tacha;”

Los psicólogos se refieren a un fenómeno conocido como disociación para describir un estado mental en el que alguien vive en dos mundos al mismo tiempo. Es posible que algunos lo hayamos experimentado en su forma más leve al conducir. Mientras nuestros pensamientos divagan, pasamos de largo nuestra parada sin notarlo, y viajamos varios kilómetros antes de reconocer nuestro error.

Como cristianos, a veces sufrimos de disociación espiritual. Con buenas intenciones, abrimos nuestras Biblias y empezamos a leer solo para darnos cuenta, después de haber leído varios versículos, de que no tenemos idea de lo que acabamos de leer. Aunque DIOS estaba hablando, no escuchábamos Su voz. Por lo general, esta situación puede remediarse al volver a leer con concentración, pero hay veces cuando no escuchamos a DIOS por razones más serias.

A veces, la incapacidad de escuchar al SEÑOR es resultado de inmadurez espiritual, pero también podría indicar un peligroso estado de indiferencia espiritual o, peor aún, de rebeldía. En ese estado, corremos el riesgo de llegar a ser como el hombre que endurece su cerviz después de mucha reprensión, y de repente es destruido y sin remedio: El que se pone terco cuando lo reprenden, pronto será destruido sin remedio.” (Proverbios 29:1).

No nos ocultemos de DIOS. El SEÑOR es un PADRE amoroso que nos habla para apartarnos del mal y traernos de regreso a ÉL. Su propósito es transformarnos de niños obstinados que necesitan control, a seguidores maduros que puedan ser aconsejados con una simple palabra o con un poco de presión.

Cuanto más receptivos nos volvamos a las instrucciones de DIOS, más experimentaremos Su misericordia y el gozo de la obediencia y la santidad.

OREMOS: Gracias PADRE Celestial porque Tú eres un PADRE Amoroso que a través de Tu Palabra nos hablas para que nos apartemos del mal y volver a Tu redil. Gracias SEÑOR. En el nombre de CRISTO, amén.

Visita nuestra página web en la siguiente dirección: http://www.meditaciondiaria.org/